Seleccionar página

La lejía, el desinfectante por excelencia

La lejía es el desinfectante más utilizado en los hogares españoles. La lejía se usa como principal limpiador, blanqueador y desinfectante en el 92% de los hogares españoles. Debido a la costumbre, se asocia a menudo con la sensación de limpieza. En muchos casos, se comercializan productos que mezclan lejía con sustancias que otorgan al conjunto un aroma más agradable. Bacterias, virus, mohos, levaduras, esporas, algas, y cualquier otro microorganismo se inhiben o destruyen ante su acción. Parece la capacidad de limpieza y desinfección de la lejía fuera de discusión.

El hipoclorito de sodio disuelto en agua es conocido como lejía. Utilizado como desinfectante, además destruye muchos colorantes por lo que se utiliza como blanqueador. Al acidular en presencia de cloruro libera cloro elemental, que en condiciones normales se combina para formar el gas dicloro, es tóxico. Tampoco debe mezclarse con amoníaco, ya que puede formar cloramina, un gas muy tóxico.

La lejía también proporciona una menor sensibilidad a los alérgenos, es decir, las sustancias que, al introducirse en el organismo, lo hacen más propicio al desarrollo de una alergia. Sus efectos son paradójicos, ya que supuestamente protegen contra las alergias, pero generan muchos otros problemas. La exposición a lejía en el hogar está vinculada a tasas más altas de infecciones. Esas dioxinas, aún en pequeñísimas cantidades, son muy potentes y se comportan como si fueran hormonas naturales, actuando dentro de las células de nuestro organismo.

El hipoclorito de sodio se utiliza también como desinfectante en numerosas piscinas o como blanqueador para las fibras textiles, así como para desinfectar los lavabos gracias a su poder fungicida y bactericida.

Sin embargo, la química del cloro es causante de graves problemas medioambientales, además de las humanas. Entre ellos figuran los gases que contienen cloro, como los clorofluorocarbonos que destruyen el ozono estratosférico y son potentes gases de efecto invernadero, o los plaguicidas organoclorados que dañan la capacidad reproductora de numerosas aves, entre otros efectos e impactos destructivos.

El cloro es también utilizado para potabilizar el agua, siendo éste uno de los pocos usos admisibles del cloro (aunque existen alternativas). De hecho, ya hay diversas ciudades europeas como Ámsterdam, París, Berlín y Munich, que ya no utilizan cloro, puesto que la desinfección del agua puede realizarse utilizando otros medios como el ozono, que consigue de forma natural y ecológica purificar el agua, mejorar el sabor, olor y color y atacar bacterias y virus de un modo rápido y efectivo.

¿Qué producto usamos nosotros en nuestros barcos?

El SC-1000 de SafeCare@. No es el único pero estamos encantados, nos viene muy bien, cumpliendo todas las funciones: limpia, desengrasa y mantiene con mucha eficacia, según dilución, y es:

No tóxico

No reactivo.

No cancerígeno.

Realmente biodegradable.

Derivado de recursos renovables.

Seguro en su uso, almacenamiento y desecho.

1º) Potente y eficaz limpiador, la materia activa son coloides vegetales naturales de plantas de cultivos sostenibles, es decir son productos 100 % PlantBased y BioBased .

2º) Los coloides vegetales naturales del producto rompen la estructura molecular de todo tipo de suciedad o residuo, también rompen las emulsiones de hidrocarburos, reduciendo la producción de residuos y garantizando la seguridad de las personas que los aplican, las personas del entorno, todo tipo de materiales y nuestros peces, así como la flora que nos rodea.

3º) Revierte la polaridad de la superficie limpiada para una mayor duración y eficiencia de la misma, de este modo aporta grandes ahorros en consumo energético y consumo hídrico.

4º) El producto es seguro para las personas que los aplican pues no son cáusticos ni irritantes, de hecho son seguros en su uso, almacenamiento y eliminación.

No somos distribuidores de este producto, pero si estás interesado por este producto, te ponemos en contacto con nuestro proveedor en Galicia.

A %d blogueros les gusta esto: