Seleccionar página

A-02velas desarrolla actividades centradas en la salud y el bienestar. No renunciamos a nuestros objetivos de partida cuando hace casi 3 años bajamos al agua nuestro primer barco, estrechamente relacionados con los ODS que ondean en el mástil: salud y bienestar, reducción de las desigualdades, vida submarina, energía asequible y no contaminante y alianzas para lograr los objetivos.

Demostramos nuestra capacidad de superar muchas adversidades con esperanza, ilusión y sentido de futuro. El 2020 estaba marcado como año clave en el primer plan estratégico diseñado en 2017, un plan que incluía un modelo de gestión Triple Balance y un plan de contingencias con identificación de múltiples riesgos.

Lo que no contemplaba era que nuestra flota se encontrara desde el mes de marzo con un virus agresivo que limitara drásticamente las actividades que desarrollamos a bordo: artísticas, de concienciación ecológica, saludables, descubriendo lugares maravillosos, haciendo que cualquier persona pueda superar sus límites, sentir que el mar es vivir sensaciones de paz, de placer, de libertad, de felicidad, y que ese mar tiene un horizonte.

Podríamos seguir navegando, sabemos que nuestras actividades son una vacuna contra la fatiga emocional, la falta de esperanzas y la tristeza. Pero en esos momentos inciertos, de limitaciones legales y barreras psicológicas, vamos a reducir aún más nuestra actividad en los próximos meses, también somos perfiles de alto riesgo y debemos cuidarnos.

Seguiremos con actividades puntuales y estrictas medidas, apostando por un riesgo cero. Eso sí, seguiremos diseñando y rediseñando nuestros barcos y las instalaciones de las que dependemos para que nuestras experiencias sean 100% accesibles, ecológicas e inclusivas, persiguiendo el mismo objetivo y sueño, para que nadie se quede en tierra sin disfrutar de las maravillas que ofrecen nuestros mares y ríos.

A las adversidades sanitarias se suman las administrativas, las culturales, las financieras, las políticas, las sociológicas y sicológicas en un periodo en el que el desánimo y el entumecimiento creativo al no haber horizontes temporales claros pesan día sí, día no, que si tiene arreglo o no, las condiciones climatológicas desfavorables en este momento del año, la tristeza al constatar que las desigualdades y la exclusión son cada vez más patentes, pero la resiliencia que nos caracteriza y el apoyo de todas las personas que creen en nuestro proyecto, incluso la motivación que nos produce cuando alguien nos dice que lo que pretendemos es imposible, convirtiéndolo en muchos posibles, hace que no vamos a tirar la toalla. Seguiremos diseñando nuestro modelo Triple Balance, para una economía más justa, socialmente inclusiva y ecológicamente respetuosa.

Pronto daremos la noticia de una nueva iniciativa. Te damos una pista, será una cooperativa. Si quieres compartir con nosotros tus proyectos, nuestras ilusiones, tus ideas y nuestras iniciativas, a bordo te esperamos. 

nadie se queda en tierra

Compartir